Dolor Crónico en la Espalda

La mayoría de los dolores en la espalda son ocasionados por tensión en los músculos, daño o deformidades en la columna, sin embargo, cerca del 10 % son causados por una enfermedad sistémica o reumática. El dolor en la espalda puede desarrollarse en cualquier lado, desde el cuello hasta la parte baja de la columna. El dolor puede estar localizado o extender e irradiarse a una amplia área desde un punto central.

Causas de Dolor Crónico en la Espalda y Factores de Riesgo

Además, la causa exacta del dolor puede ser difícil de identificar ya que ésta se puede originar en tejido blando, hueso, discos o nervios. Las personas que fuman, que realizan trabajos que requieren de levantar objetos de forma continua o que cargan objetos pesados o que su trabajo implica sentir las vibraciones de vehículos o de maquinaria industrial tienden a padecer más dolor en la parte baja de la espalda. Algunos deportes, tales como esquí de fondo o el manejo de un vehículo por un periodo largo de tiempo pueden causar también dolor en la espalda.

Enfermedades de la columna vertebral como la osteoartritis, espondilitis y fracturas de compresión pueden ocasionar también dolor. Algunas de estas enfermedades son más frecuentes en personas de edad avanzada, por consiguiente, los adultos mayores tiene más riesgo de sufrir dolor en la espalda.

Diagnóstico de Dolor Crónico en la Espalda

El doctor tiene que determinar si el dolor proviene de los huesos, músculos, nervios o de algún órgano. El o ella recavarán una minuciosa historia clínica y un examen físico. También puede ser efectivo tanto para diagnosticar como para tratar dolores de espalda el inyectar un anestésico o un esteroide o ambos al tejido blando o en los espacios de las articulaciones. Se pueden ayudar de procedimientos de imagen para saber de donde procede el dolor y estos procedimientos incluyen Rayos X, escáner de huesos, tomografía computarizada (TAC escáner) y resonancia magnética (IRM).

Tratamiento para el Dolor Crónico en la Espalda

A veces, el único tratamiento que se utiliza para el dolor en la espalda son los calmantes para el dolor, tales como, la aspirina, el acetaminofén y los medicamentos antiinflamatorios sin esteroides. Los pacientes deben evitar cualquier actividad que empeore el dolor. Si el dolor continúa se recomienda consultar con un reumatólogo. El tratamiento debe de estar específicamente dirigido a la causa del dolor.

Si estas técnicas fallan, pueden ser de ayuda inyecciones con anestesia local y esteroides. Si no funcionan los diferentes tratamientos, la cirugía puede ser de gran ayuda. Algunas veces, después de una cirugía de espalda se recomienda utilizar por tiempo limitado protectores o soportes mecánicos para la espalda. La terapia física y ocupacional es importante para el tratamiento.

Servicios y Recursos - Cedars-Sinai

  • Cedars-Sinai Institute for Spinal Disorders

Para más información o para hacer una cita, por favor comuníquese con nosotros por medio: Correo electrónico.

Teléfono:

La oficina en México, Ciudad de México

Teléfono: 55 5081 8161

Contacto: Margo Torres

Estados Unidos, Los Ángeles, California

Teléfono: (310) 423-7890; fuera el EE.UU 001 (310) 423-7890

Android app on Google Play