Reemplazo de Disco Artificial (RDA)

Mientras que la cirugía de reemplazo de la articulación de la cadera y de la rodilla o artroplastía se ha vuelto, desde su llegada a principios de los años sesenta, cada vez más común, con un alto índice de pacientes satisfechos; No ha sido así para la artroplastía de la columna vertebral (o reemplazo de disco artificial) en los Estados Unidos hasta hace poco.

El reto ha sido desarrollar un reemplazo adecuado para los discos intervertebrales. El reemplazo no tiene que ser sólo seguro al implante, sino también confiable y duradero; tiene que tener la capacidad de imitar el complejo rango de movimientos que se requieren en un implante de disco. Los esfuerzos por encontrar una solución a estos retos se han llevado a cabo por más de 40 años.

Diversos reemplazos de disco artificial tanto para el cuello (cervical) como para la columna (lumbar) se ofrecen en la actualidad a quienes sean candidatos en exclusivos centros en los Estados Unidos.

El Instituto Cedars-Sinai para Trastornos de la Columna Vertebral es el único y el más importante centro médico en la Costa Oeste de los Estados Unidos. Está comprometido con la Food and Drug Administration (FDA) - que aprobó la investigación para implantar, evaluar y estudiar dos nuevos y revolucionarios implantes de disco artificial- Los discos artificiales para el cuello y la espalda El Bryan y el Charité SB-III, respectivamente. Los cirujanos de columna de Cedars-Sinai han implantado con éxito más de 200 dispositivos para el tratamiento de que aprobó la investigación para implantar, evaluar y estudiar dos nuevos y revolucionarios implantes de disco artificial- Los discos artificiales para el cuello y la espalda El Bryan y el Charité SB-III, respectivamente. Los cirujanos de columna de Cedars-Sinai han implantado con éxito más de 200 dispositivos para el tratamiento de la enfermedad degenerativa del disco.

Imagen.

A la izquierda: El Disco Cervical Bryan. Foto cortesía de Medtronic Sofamor Danek. Advertencia: Dispositivos Internacionales. Restringidos por la Ley Federal de los Estados Unidos únicamente para uso de investigación. No para su distribución en Los Estados Unidos. A la derecha: El Disco Artificial Lumbar Charité. Foto de cortesía de DEPuy. La aprobación para su distribución de El Disco Artificial Lumbar en los Estados Unidos fue hecha por la FDA.

Una alternativa para la Tradicional Fusión de la Columna.

La edad, la genética, el desgaste y desgarre, de las rutinas diarias, con el tiempo pueden contribuir al daño y a la degeneración de los discos que amortiguan los huesos de la columna (vértebras). Para tratar la enfermedad degenerativa del disco, los doctores por lo general comienzan con tratamientos médicos conservadores (sin cirugía). Cuando la terapia conservadora falla, otros enfoques, tal vez la cirugía, se pueden recomendar. En la actualidad, el estándar de oro para el tratamiento quirúrgico de la enfermedad con problemas degenerativos del disco es la fusión de la columna. Este procedimiento intenta de manera permanente cerrar juntas dos o más vértebras de la columna para que no se puedan mover excepto como una sola unidad. Lo que puede aliviar el dolor en un segmento con movimiento.

Sin embargo, la fusión de la Columna tiene desventajas potenciales que se conocen bien y son:

  • Pérdida de movimiento y flexibilidad.
  • Alteraciones en las características del movimiento y biomecánicas de forma permanente.
  • Una acelerada y potencial degeneración de los discos arriba y debajo del nivel fusionado que pueden provocar más dolor y la necesidad de más cirugías.

El reemplazo del disco artificial ofrece una alternativa reversible y viable a la fusión; el cual posiblemente evite los inconvenientes de la fusión. Al insertar un disco artificial en vez de realizar una fusión de la columna, existe la posibilidad de reducir el daño a discos y articulaciones cercanas. Esto se debe a que el reemplazo del disco artificial permite la preservación del movimiento, la distribución normal del estrés a lo largo de la columna y la restauración pre-degenerativa de la altura del disco.

¿Cómo se Reemplaza un Disco?

Los cirujanos en el Instituto Cedars-Sinai para Trastornos de la Columna Vertebral están a la vanguardia en el desarrollo y evaluación de un disco artificial seguro y efectivo. La evolución de la cadera y la rodilla ha tomado más de 40 años en alcanzar su actual fase de tecnología en materiales, diseño y técnica. Aunque la idea de un disco artificial no es nueva, la tecnología en el reemplazo del disco artificial, apenas ha madurado lo suficiente en la última década para utilizarse de manera clínica en pruebas exhaustivas en Europa. Los únicos retos biomecánicos que ha presentado el reemplazo del disco artificial son el diseño y el material.

A pesar de su revolucionario material y diseño, la técnica para implantar un disco artificial (ya sea en el cuello o en la espalda) es de rutina y segura. En ambos procedimientos, la cirugía tradicional de disco y el reemplazo del disco artificial, se comienza por extraer el disco gelatinoso que se encuentra entre las vértebras.

Disco Cervical Artificial Bryan

El procedimiento quirúrgico para implantar un disco cervical artificial Bryan es muy similar en su enfoque y técnica a la cirugía cervical de la columna que se ha venido utilizando por más de cinco décadas. Se hace una pequeña incisión, de menos de una pulgada de largo, en la piel del cuello justo en la línea media de la columna. Estructuras vitales como, nervios, arterias y el esófago (el tubo que conecta a la boca con el estómago) son suavemente desplazados para que el cirujano pueda tener acceso a la columna.

El disco se extrae utilizando un microscopio e instrumentos quirúrgicos hechos para dicho propósito. Una vez que el disco ha sido extraído en su totalidad de manera segura, el espacio vacío donde se ubicaba el disco se prepara para fresar o dar forma a las placas de extremo (parte inferior de cada vértebra) para incorporar el disco cervical artificial de reemplazo Bryan. El disco artificial se coloca mientras se mantiene abierto el espacio entre las dos vértebras.

Una vez colocado firme en su lugar, la tensión se elimina de los cuerpos vertebrales superiores e inferiores que comprimen el disco artificial y lo sostienen en su lugar. Ambas superficies del disco cervical artificial Bryan están hechas de metal de titanio poroso el cual incorporará y estimulará el crecimiento interno de hueso para una estabilidad a largo plazo. Las placas de extremo de metal están rodeadas de un centro de poliuretano y un cojín salino. Los cuidados y las restricciones después de una cirugía, así como posibles complicaciones son parecidas a aquellas que ocurren en una fusión de la columna.

Imagen.

Disco Lumbar Artificial Charité

El reemplazo del disco lumbar artificial Charité SB-III se lleva al cabo por un equipo de calificados cirujanos quienes son expertos en diferentes áreas. El primer paso de la cirugía es hacer una pequeña incisión debajo del abdomen; bajo del ombligo. Esto lo realiza un cirujano especializado y está diseñado para evitar cualquier daño innecesario a los músculos y mover de manera segura los vasos sanguíneos y órganos que se encuentren cerca. Lo que facilita al cirujano de columna el trabajar de forma segura en el nivel indicado de la columna. El cirujano de columna limpia y extrae en su totalidad el disco dañado de los huesos de la columna.

Se aprietan dos placas de metal a las placas de extremo del hueso por arriba y por debajo del espacio del disco que se encuentra libre. Espigas de metal sostienen dichas placas en el lugar donde se encuentra el hueso. Con el tiempo crecerá hueso por encima y alrededor de las placas de metal. Un espaciador de plástico hecho con un centro de poliuretano se coloca entre las placas. El propio peso del cuerpo del paciente comprime al espaciador después de terminada la cirugía. El dispositivo permite seis grados de libertad.

La recuperación y cuidados después de un reemplazo de disco artificial son muy parecidos a los métodos antes mencionados de cirugía de la columna lumbar. En algunos casos, la recuperación es mucho más rápida que en una cirugía tradicional de fusión. En general hay mucho menor dolor y complicaciones debido al procedimiento. Los materiales que se utilizan en ambos reemplazos de disco artificial son similares a los que se usan en cirugías tradicionales de la cadera y de la rodilla. Los materiales fueron diseñados para evitar sensibilidad en el cuerpo del paciente.

Imagen.

Ventajas de un Centro de Excelencia para la Preservación del Movimiento.

Como el Centro Médico líder que es en cirugías y reemplazo de discos artificiales para la preservación del movimiento, de la Costa Oeste de los Estado Unidos. El Instituto Cedars-Sinai para Trastornos de la Columna continúa preparándose para estar a la vanguardia en experiencia, en ser competente y en la satisfacción de sus pacientes. Continuamente estamos esforzándonos por ofrecer avances más seguros y efectivos en cirugías de la columna para brindarles a nuestros pacientes los mayores beneficios y satisfacciones posibles.

Nuestro Personal excepcionalmente bien capacitado tanto en cirugía ortopédica como neurocirugía así como nuestros cirujanos (o especialistas en áreas no quirúrgicas) dan un enfoque único y multidisciplinario para asegurarle a nuestros pacientes los estándares más altos en tratamientos y cuidados de la columna.

Para más información o para hacer una cita, por favor comuníquese con nosotros por medio: Correo electrónico.

Teléfono:

La oficina en México, Ciudad de México

Teléfono: 55 5081 8161

Contacto: Margo Torres

Estados Unidos, Los Ángeles, California

Teléfono: (310) 423-7890; fuera el EE.UU 001 (310) 423-7890