Perfusión miocárdica SPECT

El estudio de perfusión miocárdica mediante tomografía computarizada por emisión de fotones individuales (SPECT), también llamado prueba de esfuerzo-reposo, se utiliza para evaluar la irrigación sanguínea al corazón. Se obtienen dos conjuntos de imágenes que muestran el flujo sanguíneo: el primero después de un periodo de descanso y el segundo tras un periodo de esfuerzo, que consiste en caminar en una cinta sinfín.

El técnico inyecta una sustancia radiotrazadora en una vena. Una molécula radiotrazadora es un compuesto formado por un isótopo radioactivo y un fármaco. En la molécula radiotrazadora usada para una perfusión miocárdica SPECT, el fármaco mantiene dicha sustancia en el torrente sanguíneo hasta que es filtrada por los riñones. El isótopo radioactivo libera energía, y una cámara especial genera imágenes.

La perfusión miocárdica SPECT se utiliza para evaluar el daño que podría haber sido causado por un infarto de miocardio (ataque cardiaco) y para determinar la presencia y gravedad de una cardiopatía isquémica (flujo sanguíneo reducido debido a una obstrucción en los vasos).